Cómo combatir el JETLAG – Consejos

jetlag

Una de las cosas que más pueden fastidiar tu viaje es tu propio cuerpo si acusa el temido jetlag. Hay maneras de combatirlo, pero lamentablemente cada persona es un mundo, y mientras a unos no nos afecta demasiado, a otros, la recuperación, les puede costar un tiempo precioso.

¿Qué causa el jetlag?

JETLAGAl parecer no somos más que androides bien programados para realizar nuestros ciclos en un periodo de 24 horas. A este ciclo se le conoce como ritmos circadianos, y cuando volamos a otra franja horaria, se desajustan. Esto puede traducirse en fatiga extrema, indigestión, problemas intestinales, perdida de memoria… No hay una ciencia exacta ni respuesta fija para acabar con ese desajuste y no afecta del mismo modo a todo el mundo, sus efectos pueden variar según la edad, estado de saludo y nivel de estrés. Averiguar cómo evitar el jetlag es mucho mas fácil si conoces bien tu cuerpo.

Parece ser que volar a ciertos países sones peor para acusar jetlag, volar al Este (Japón) puede resultar brutal, tu cuerpo está mejor equipado para lidiar con un día más largo que uno más corto, así que os dejamos unos trucos para combatir la monstruo del cansancio. Demasiadas personas suponen que perderán el primer día por jetlag pero no te condenes prematuramente a zombiedom.

Consejos para evitar el jetlaj

Relaja tu agenda

Si tienes un horario rígido en casa, trata de relajarlo. Tener muchas rutinas preestablecidas – hora de comer o acostarse – te hará más difícil ajustarte al cambio.

Duerme bien antes de volar

Con frecuencia, la gente suele dormir poco antes de un vuelo largo, por emoción o por cansarse e intentar dormir en el vuelo. Es lo peor que se puede hacer. Dormir bien te ayudará a adaptarte mejor al desfase horario.

Usa el vuelo para descansar y reiniciar.

Las películas en vuelo son buenas para una cosa: echarte una siesta. Con unas pocas horas de sueño durante el vuelo, serás funcional cuando aterrices.

Intenta aterrizar de día

A veces es complicado porque los horarios no los dictamos nosotros, pero llegar de día hace más fácil mantenerte despierto. Lo que tienes que hacer es salir a explorar cuanto antes. El jetlag odia el aire fresco, la luz del día y el ejercicio. Tu cuerpo puede pedir sueño, pero no le escuches. Fuerza la transición de tu cuerpo a la hora local. El objetivo del juego es permanecer despierto hasta la hora de acostarse de tu destino.

Si llegas por la tarde o por la noche, intenta mantenerte despierto en el avión para estar listo para la hora de acostarse local al aterrizar.

Evita el alcohol

Aunque es tentador celebrar tus vacaciones con una copa, los efectos del alcohol en la altitud aumentarán el cansancio y causarán deshidratación, lo que hará aún más difícil superar el jetlag.

Di NO a los somníferos y prueba remedios más naturales

Los somníferos ni tocarlos. No te ayudarán con el desfase horario, es más, confundirán a tu cuerpo. Si necesitas ayuda para dormir inténtalo de manera más natural.

La melatonina, una hormona natural que también se vende como suplemento, regula el ciclo de sueño y vigilia del cuerpo. Los niveles aumentan después del anochecer, pico durante la noche, y luego caen en la mañana. En algunos estudios, se ha demostrado que tomar melatonina ayuda a combatir el jetlag. Consulta a tu médico ya que puede interactuar con otros medicamentos y conseguir el efecto contrario.

El aceite de lavanda (también conocido como aceite esencial de lavanda) actúa como un sedante suave, promoviendo el sueño profundo, rocía unas gotas sobre la almohada del hotel.

Dile adiós a la cafeína e hidrátate

Evite las bebidas con alto contenido de cafeína. Los estimulantes artificiales afectarán tu capacidad para dormir y aumentarán el tiempo de recuperación del desfase horario. Su cuerpo funciona mejor cuando está hidratado, por lo que beber mucha agua es una excelente manera de compensar los efectos del jetlag.

Cambia la hora en tu reloj

En cuanto subas al avión pon la hora de tu destino. Eso te ayudará psicológicamente.

Múevete

Levántate del asiento y haz ejercicios para que la sangre fluya. Unas medias de compresión ayudan a mantener la circulación sanguínea a raya. Moverte también ayuda a combatir el temido síndrome de la clase turista, nadie quiere tener un trombo, así que ¡muevete!

Comodidad en el vuelo

Los antifaces son esenciales, llévalos en las largas distancias y úsalos para “apagar” tu cuerpo. Usa tapones, una manta, ropa cómoda – no hay nada peor que una hebilla de cinturón clavada en tu cintura durante horas. Con todo esto tendrás más energía cuando llegues, así podrás recuperarte más rápido.

[amazon_link asins=’B00VG9PVX0,B075B4C3N7,B01NC05W5R’ template=’ProductCarousel’ store=’darumatravele-21′ marketplace=’ES’ link_id=’8b782b7e-5b5b-11e8-9d2c-077d0168f728′]

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.